+34 913 57 78 14

Seleccionar página

Artroscopia de rodilla

Artroscopia de rodilla

¿En qué consiste?

La artroscopia de rodilla consiste en la visualización de la articulación de la rodilla a través de 2  mini-incisiones de aprox 0,5 -1 cm por las cuales se introduce una cámara y aparatos para la reparación de los tejidos dañados.

Hoy en día la mayoría de patologías de la rodilla pueden ser tratadas por esta técnica permitiendo una recuperación mas rápida debido a la mínima lesión de los tejidos. El tiempo medio  aproximado de la intervención suele ser 60-90 minutos.

Intervención

El procedimiento se suele realizar con anestesia local o regional en régimen ambulatorio hospitalario sin ingreso.

Postoperatorio

Tras la cirugía se deja un vendaje local para control de la inflamación y posible sangrado. Al paciente se le anima a realizar movilización activa y caminar con una muleta desde el primer día. Se aconseja retirar el vendaje a las 24-48 horas y aplicar hielo y analgésicos según dolor.

Tras una artroscopia de rodilla siempre se aconseja la realización de un programa de rehabilitación avanzada y fisioterapia personalizada para una recuperación óptima. Los tiempos de esta recuperación suelen ser de 4-6 semanas de media.

Las complicaciones con una artroscopia de rodilla son mucho menores y poco habituales que con una cirugía abierta y los tiempo de recuperación también mejoran. Es por ello que siempre aconsejamos primero esta técnica quirúrgica.

Testimonio del paciente

Patologías similares

Contacta conmigo