+34 913 57 78 14

Seleccionar página

Aspiración de calcificación ecoguiada

Aspiración de calcificación ecoguiada

¿En qué consiste?

 

La calcificación de los tendones del hombro suelen producirse por la la irritación de  manera mantenida de los tendones que forman el manguito de los rotadores a su paso por el arco coracoacromial (el interior del hombro). La mayoría de calcificaciones no causa dolor, pero cuando lo hacen suelen producir un dolor de hombro muy agudo y constante, en ocasiones muy invalidante. Una vez superada esa fase, algunos pacientes quedan sin ningún dolor hasta que vuelven a tener un nuevo brote (que no siempre aparece pero a menudo sí, aunque es muy difícil determinar cuándo va a aparecer). Puede ser en un mes como en dos o tres años.

En sus fases iniciales la calcificación de los tendones se puede controlar el dolor con tratamiento médico y rehabilitador. En ocasiones los cuadros dolorosos prolongados en el tiempo o repetitivos en cortos periodos del tiempo en los que ha fracasado el tratamiento con analgésicos y rehablitación, se opta por una técnica no agresiva como es la aspiración de la calcificación por ecógrafo sin cirugía. Es una técnica muy precisa ya que podemos localizar directamente la calcificación sin necesidad de cirugía, aunque en algunos casos la dureza del depósito de calcio, similar a la tiza, hace imposible su evacuación. Es complicado determinar previamente en qué pacientes va a poder aspirarse y en cuáles no, ya que las pruebas de imagen actuales no indican con fiabilidad la dureza del depósito de calcio. En cualquier caso es una técnica a tener en cuenta, ya que no cierra ninguna puerta. La punción solo puede hacerse cuando el tendón está íntegro.

Intervención

Mediante un ecógrafo se localiza la calcificación en el hombro y mediante una jeringa con una aguja intramuscular se realiza una punción-aspirado de la calcificación. El tiempo medio aproximado de esta intervención suelen ser 30 minutos. Consiste en una técnica ambulatoria que puede llevarse a cabo en la consulta sin necesidad de ingreso hospitalario. Esta técnica suele usarse en calcificaciones dolorosas como primer paso de tratamiento si no hay otras causas añadidas.

Postoperatorio

Las complicaciones con esta técnica son mínimas. No requiere de inmovilización tras su realización pero si de reposo relativo y tratamiento analgésico durante las primeras 48 horas. Tiene mayor tasas de éxito cuando son únicas y de tamaño grandes. Existe una tasa de recidiva de aproximadamente 20-30% con esta técnica. Se recomienda asociar un programa de rehabilitación personalizado para disminuir este porcentaje.

Patologías similares

Contacta conmigo