+34 913 57 78 14

Seleccionar página

Lesiones de SLAP

Lesiones de SLAP

¿En qué consiste?

 

La lesión SLAP (Superior Labrum Anterior to Posterior) es una lesión de la parte superior del labrum glenoideo del hombro, generalmente centrada en la inserción del tendón de la cabeza larga del músculo bíceps braquial. El labrum es un fibrocartílago que rodea la fosa glenoidea, donde se asienta la cabeza del húmero. Este fibrocartílago permite duplicar la profundidad de esta fosa y con ello aumentar la estabilidad de la articulación glenohumeral, que forma parte del complejo articular del hombro. Además, este fibrocartílago sirve de inserción para los ligamentos glenohumerales y el tendón de la cabeza larga del músculo bíceps braquial. La lesión SLAP puede provocar dolor de hombro (más frecuentemente dolor inespecífico relacionado a movimientos por encima de la cabeza), inestabilidad, debilidad, rigidez o chasquidos de la articulación.

Esta lesión suele producirse más frecuentemente por una caída sobre el brazo extendido o por uso repetitivo de movimientos de lanzamiento, como en el caso de los jugadores de balonmano o waterpolo. El diagnóstico clínico de esta lesión se realiza mediante la anamnesis, exploración física y pruebas de provocación específicas, aunque estos signos clínicos pueden ser confusos debido a la habitual presencia de lesiones asociadas. Por este motivo, el diagnóstico suele estar apoyado en una artrografía por resonancia magnética o artroscopia de hombro. Es importante valorar la articulación por un especialista para delimitar el alcance de las lesiones y evitar la progresión de ésta. La técnica indicada para su reparación es la artroscopia de hombro.

Intervención

La artroscopia de hombro consiste en la visualización de la articulación del hombro a través de 2 o 3 mini-incisiones de aprox 0,5-1 cm por las cuales se introduce una cámara y aparatos para la reparación de los tejidos dañados. Se visualiza la lesión de SLAP y se decide su tratamiento. En la mayoría de ocasiones se repara la lesión mediante mini-anclajes bioreabsorbibles. El tiempo medio aproximado de esta intervención suelen ser 90 minutos. El procedimiento se suele realizar con anestesia general y el paciente debe permanecer una única noche de ingreso hospitalario para control de las constantes vitales y del dolor, dándosele de alta al día siguiente de la intervención.

Postoperatorio

Tras la cirugía se deja el brazo en cabestrillo para control del dolor que se irá retirando progresivamente a partir de la 3ª semana. Es muy importante que el paciente haga el reposo correcto de 3 semanas para garantizar una buena integración y curación del tejido reparado. Tras la intervención siempre se aconseja la realización de un programa de rehabilitación avanzada y fisioterapia personalizada para una recuperación óptima. Los tiempos de esta recuperación dependen del tipo de trabajo y deporte así como el tipo de lesión, variando desde las 8 semanas a las 16 semanas. Las complicaciones con una artroscopia de hombro para la reparación de SLAP son mucho menores que con una cirugía abierta y los tiempo de recuperación también mejoran. Es por ello que siempre aconsejamos primero esta técnica quirúrgica.

Patologías similares

Contacta conmigo