Beneficios de la infiltración de ácido hialurónico en la rodilla

artrosis félix lópez

[et_pb_section bb_built=»1″][et_pb_row][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text _builder_version=»3.15″]

La viscosuplementación o infiltración de ácido hialurónico, tiene el objetivo de disminuir el dolor articular y mejorar el estado funcional de la articulación artrósica y, más particularmente, la rodilla. Este tratamiento no sustituye a otras recomendaciones como controlar el peso, no violentar la articulación con una actividad física agresiva, aunque sí ejercitarla con moderación, y cumplir los tratamientos prescritos. De lo contrario, lo que pueda ganar con el ácido hialurónico lo va a perder por otro lado y difícilmente notará ninguna mejora.

¿Qué es el ácido hialurónico?

Cada uno de nosotros tenemos unos 15 gramos de ácido hialurónico en nuestro cuerpo. Es una sustancia de textura viscosa, formada por moléculas de gran tamaño, que abunda en los ojos, en la piel y en las articulaciones.

Dadas sus propiedades, este elemento actúa como lubricante y relleno en las articulaciones, por eso es beneficioso para el tratamiento de la artritis de rodilla y de otras articulaciones y ligamentos. Los beneficios para el paciente con artritis son evidentes, ya que el tratamiento le permite moverse sin dolor y fricciones.

¿En qué consiste la infiltración?

El ácido hialurónico se aplica mediante inyección intraarticular, para ello, se utiliza una fina jeringa con la que se inyecta esta sustancia dentro de la articulación. La primera vez puede sorprender la sensación de la aguja en la rodilla, pero no es más molesta que el pinchazo de un análisis de sangre.

La aplicación del ácido hialurónico permite que el paciente experimente una rápida mejoría de los síntomas, sobre todo del dolor asociado a la artritis. En un plazo de 24 horas el paciente comienza a notar diferencias y sus efectos beneficiosos pueden prolongarse a lo largo de más de seis meses. En este tiempo, el dolor asociado a la artritis de rodilla desaparecerá o se reducirá en gran parte.

Tengo pacientes que llevan años sometiéndose a este tratamiento y beneficiándose de él, pero no todos los casos son iguales. Si sufres artrosis en la rodilla y quieres valorar las infiltraciones de ácido hialurónico, te animo a que pidas cita en mi consulta para intentar ayudarte.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Si te ha gustado, comparte este artículo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en email
Email
Compartir en whatsapp
WhatsApp

¿Quieres reservar cita con el dr. Félix López?

Aquí podrás hacerlo en un solo clic

Abrir chat